Fundación CáncerVida asiste al acto de promulgación de la Ley de Tabaco.
En la Plaza de la Ciudadanía, frente al palacio de La Moneda, se realizó la ceremonia con el eslogan "Nuevos aires para Chile".

El acto fue encabezado por el presidente Sebastián Piñera, quien estuvo acompañado por la Primera Dama, Cecilia Morel, ministros de Estado, subsecretarios, parlamentarios y representantes de organizaciones no gubernamentales como la Red Chile Libre de Tabaco y Fundación CáncerVida, representada por su vicepresidenta María Isabel Droguett.

Durante la ceremonia, se exhibió un saludo en video enviado por el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, felicitando al Gobierno de Chile por esta normativa, al considerar que a lo largo del siglo XX 100 millones de personas perdieron la vida por el tabaco en todo el mundo.

En ese sentido, el presidente Piñera destacó en su discurso que el daño del cigarrillo es acumulativo en la salud de las personas y en la del país, cifrando el gasto anual entre US$ 2.500 y US$ 3.500 millones. Además señaló, en segundo lugar, el factor adictivo que lo hace peligroso y los intereses económicos de la industria tabacalera que busca promover dicha práctica.

Por eso, según el mandatario, era importante que en esta materia Chile "tomara la iniciativa" de impulsar esta ley, recordando que el tabaco es responsable del 90% de las muertes por cáncer de pulmón y del 80% de los decesos por enfermedades pulmonares.

Asimismo, afirmó que el nuestro es uno de los países con mayor incidencia de tabaco del mundo, llegando a un 40% de fumadores. "Nadie les puede prohibir a los adultos que tomen sus propias decisiones como es el hábito de fumar, pero nos interesa que lo hagan informados".

Al finalizar su intervención, dijo que el objetivo de esta ley es proteger a los no fumadores, proteger a los niños, para desincentivar la conducta con la esperanza de disminuir el consumo de tabaco y mejorar los indicadores de salud.

La ceremonia concluyó cuando un grupo de adolescentes botó a un recipiente 46 cigarrillos gigantes instalados en la Plaza de la Ciudadania, simbolizando el número de muertes diarias  en el país por efecto del cigarrillo.

clíck para ampliar